sábado, 22 de abril de 2017

Carolina Navarro



El barrendero de la estación


Caen las hojas, el barrendero no puede parar de barrer. Barre hasta el destino de los más necesitados, que por culpa de los bajos demonios de su destino, ven desperdiciada su oportunidad de ser invencibles. De nuevo pierden la batalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te parece esta historia?