viernes, 8 de marzo de 2013

Laura y nada más

A través de blogs sorprendentes, esta artista deslumbra por todos los flancos. Llegó a este sitio de autores malditos para ser precisamente una bendición. El microrrelato no es el único mérito de esta artista, ya que escribe textos de mayor envergadura, y se los premian, como este llamado Transiciones. Destaca también por sus dibujos. Ahí va una muestra.




Soy el rinoceronte tranquilo que de reojo mira a ver quién le echa cacahuetes. Les resulto simpático, pero no se acercan. Será el cuerno. O esta costra de barro.

3 comentarios:

  1. Hola Juan Manuel, ¡he quedado gratamente sorprendida por esta entrada! ¡Laura y nada más!. Jó, pues muchas gracias por este detalle.

    Veo que es un espacio en el que divulgas a otros locuelos en esto de la escritura o de la pintura, o de todo lo que se nos ponga por delante.

    ¿Debo hacer algo para colaborar en tu espacio? ... es que acabo de aterrizar aquí y no sé muy bien si quieres que te informe de noticias relacionadas o algo así.

    Observo que calificas de "fracasos" un par de certámenes que cuelgas a la derecha, en la sección de noticias. ¿Fracasos? ¿porque ganó otro?...no, yo creo que no. Si fuera así: yo también habría fracasado varias veces, o muchas veces, y en cambio, sólo creo en la constancia y en el trabajo, porque el día que menos te lo esperas, como te ha ocurrido con el REC, ¡zas! alguien llama a tu puerta.

    El lunes recogí un primer premio en Alcalá de Henares por un relato. Fíjate, Juan Manuel, que yo pensaba que los tenía mucho mejores y en cambio fue este y no otro, el que llegó a manos de ese jurado... ¿suerte? ¿trabajo? ¿ilusión? ¡todo menos enchufes!.

    Gracias Juan Manuel, porque creo que eres de los míos, de los del grupo constante que nunca tira la toalla. Un beso y un abrazo por este GRAN regalo que hoy me haces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, lo olvidaba. Me encantaría, y sobre todo a una amiga que hace grabados, que de vez en cuando quisieras que colgara alguno de tus dibujos, que me han encantado. Texto aquí e imagen allá, así me gustaría que fuera el blog.

      Eliminar
  2. Gracias, Laura:
    los "fracasos" son precisamente el guiño que nos hacemos para ser de esta especie que, como el rinoceronte, es pacífica, templada y simpática. El triunfo de otros no es más que la anécdota y el revulsivo.
    Un saludo gigantesco

    ResponderEliminar

¿Qué te parece esta historia?