viernes, 29 de marzo de 2013

J.A. Romera, supremo hacedor.

Tras una ausencia que se nos hizo larga, regresa a nuestro blog J.A. Romera, el cronético más afamado de este lado del río Pecos. Aunque lírico en su esencia, la épica de su afición al cine del oeste le rebosa a través de personajes incólumes.
 
Ella quería reencontrarse con la verdad o al menos con una parte. De él se acordaba físicamente, aunque simplemente fuera una recreación fantasiosa de su memoria. Menudo, no muy alto, con el pelo y los ojos muy negros, lento de movimientos y casi siempre triste. Laura recordaba que sólo reía cuando veía películas. El resto del tiempo lo pasaba sentado sin hacer nada o metido en el bar. No recordaba navidades felices,  ni vacaciones especialmente alegres. No había más que recordar.

Tú ya no eres nada

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te parece esta historia?